¿El coche huele a gasolina? (5 causas y la gravedad de cada una)

¿El coche huele a gasolina?  (5 causas y la gravedad de cada una)

Cuando conduce por la carretera, lo último con lo que quiere lidiar es con un fuerte olor a gas. Pero no solo es un inconveniente, sino que también puede ser extremadamente peligroso.

¿Está buscando un buen manual de reparación en línea? Haga clic aquí para las 5 mejores opciones.

Pero, ¿es siempre serio? A continuación, analizamos las cinco razones más comunes por las que su automóvil puede oler a gasolina y la gravedad de cada problema.

Relacionado: ¿El aceite de motor huele a gas?

Causas del olor a combustible de su vehículo

Hay varias causas de los olores a gas que provienen de su vehículo, y varían en gravedad. Puede ignorar algunos problemas hasta que le lleguen las piezas nuevas, y otros ni siquiera debe conducir hasta el taller de reparaciones. Desglosaremos todo lo que necesita saber aquí.

# 1 – Tapa de gasolina suelta, faltante o dañada

Una de las causas más comunes de olor a combustible en su vehículo es una tapa de combustible suelta o dañada. Si acaba de llenarlo, revise dos veces que la tapa de combustible esté apretada (y que realmente esté allí). A partir de ahí, observe la junta y el sello. Si todo se ve bien, entonces esta no es la causa.

Sin embargo, si la tapa tiene una junta rota o agrietada, es probable que de aquí provenga el olor. Como nota final, si acaba de llenar, espere unos kilómetros antes de sumergirse en algo demasiado lejos. Los vapores de combustible pueden viajar mientras se llena y esto puede provocar un olor temporal dentro de su vehículo.

Gravedad: BAJO

Si bien este no es un problema extremadamente grave, es increíblemente asequible de solucionar. Debido a esto, no hay razón para no pedir un nuevo tapón de gasolina y reemplazarlo tan pronto como sea posible.

# 2 – Fuga en el sistema de combustible

intervalo de sustitución del filtro de combustible

Hay toneladas de componentes en su sistema de combustible y, con el tiempo, pueden descomponerse de varias formas. Las líneas de combustible son conocidas por la oxidación, mientras que los tanques de combustible abollados pueden agrietarse y provocar fugas también. Además, las juntas y los sellos pueden ceder, lo que puede provocar una fuga de combustible.

Si huele a combustible, encontrar una fuga de combustible es relativamente sencillo. Simplemente siga el olor, ¡y debería llevarlo directamente a la fuga!

Gravedad: ELEVADO

Ésta es la causa más grave de olor a combustible en su vehículo. La fuga de combustible es extremadamente peligrosa y no debe conducir su vehículo si sospecha o encuentra una fuga de combustible.

# 3 – Bujías sueltas o dañadas

Su cámara de combustión es donde el combustible se mezcla con el aire y la bujía enciende toda la mezcla.

Si bien esto suele ser un proceso impecable, si el mecánico no apretó las bujías correctamente al instalarlas o si las bujías tienen un sello roto, el encendido puede enviar humos directamente por la abertura y crear un olor a combustible.

Si sospecha que este es el problema, debe reemplazar todas sus bujías. La buena noticia es que esto no es extremadamente caro, por lo que no tendrá que arruinarse para solucionar el problema.

Relacionado Cómo verificar el estado de la bujía

Gravedad: MEDIO

Si bien la probabilidad de que ocurra algo grave es baja, una bujía suelta o dañada puede provocar problemas graves.

Eso es porque tiene todas las condiciones para encender la mezcla de aire y combustible, pero no todo está contenido en la cámara de combustión. Repare el problema tan pronto como tenga la oportunidad.

# 4 – Motor funcionando rico

motor en marcha ricos síntomas

Hay una proporción correcta de combustible a aire para obtener el máximo rendimiento, pero cuando las cosas no funcionan como deberían, esa proporción puede estar un poco desviada. Si la relación es rica, eso significa que hay demasiado combustible en la cámara de combustión.

Su vehículo no podrá quemarlo todo, por lo que los vapores de combustible se escaparán por el escape. Esto conduce a un fuerte olor a combustible justo afuera de su automóvil, especialmente justo cuando lo enciende.

Gravedad: MEDIO

Fuera de una economía de combustible significativamente reducida, no hay muchas preocupaciones a corto plazo con un motor que funciona bien.

Sin embargo, si deja el problema por un período prolongado, el motor puede dañar el motor debido a la fuerza excesiva que causa el combustible adicional.

# 5 – Bote de carbón defectuoso

malos síntomas del bote de carbón

El bote de carbón de su vehículo es una parte fundamental del sistema EVAP. Recoge los vapores de combustible del escape y los obliga a regresar a la cámara de combustión para que se quemen nuevamente.

Esto es excelente para el medio ambiente porque al quemar dos veces el combustible, genera menos emisiones nocivas. Sin embargo, si el bote de carbón está roto o defectuoso, todos los vapores de combustible que está acumulando se escaparán y generarán un olor a combustible.

Gravedad: BAJO

Si bien tener un recipiente de carbón defectuoso es malo para el medio ambiente, no es un gran problema cuando se trata de rendimiento o seguridad. Mientras los vapores permanezcan en el exterior de su vehículo, no es una gran preocupación.

Qué hacer si huele gas en su automóvil

olor a quemado

Dentro del Vehículo

Hay una gran diferencia entre oler gasolina alrededor de su automóvil y oler gasolina en su vehículo. Si bien ambos pueden ser extremadamente graves, pueden volverse mortales rápidamente si huele gas dentro de su automóvil.

Tener un olor a combustible dentro de su automóvil es especialmente común cuando el calor está encendido, ya que trae cualquier olor que haya dentro del compartimiento del motor. Por lo tanto, si huele a combustible dentro de su automóvil, es mejor si apaga la calefacción y el aire acondicionado y localiza y repara el problema de inmediato.

Fuera del Vehículo

Mientras tanto, si el olor se encuentra exclusivamente en el exterior de su vehículo, aún deberá rastrear la causa del olor lo antes posible. Comience revisando el tapón de combustible, ya que es extremadamente fácil y rápido de revisar.

Pero si ese no es el problema, vea si no puede rastrear la fuente del olor simplemente siguiendo el olor. Por lo general, esto lo llevará directamente al problema. De lo contrario, debe revisar todo el sistema de combustible.

Esto significa revisar el tanque de combustible y todas las líneas de combustible para asegurarse de que no tengan fugas. Si no hay fugas en el sistema de combustible, es posible que tenga un bote de carbón defectuoso o un motor que esté funcionando rico.

Un motor que funcione rico tendrá un olor a combustible proveniente del escape, mientras que un bote de carbón defectuoso tendrá el olor proveniente del compartimiento del motor. Si no puede localizar el problema usted mismo, necesita que un profesional lo revise.

Confíe en su olfato porque una fuga de combustible no diagnosticada puede conducir a una situación extremadamente peligrosa.

Calificar

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Seguro vehicular
Logo
Restablecer la contraseña