4 síntomas de un sistema de aire acondicionado sobrecargado (y qué hacer)

4 síntomas de un sistema de aire acondicionado sobrecargado (y qué hacer)

Hay pocas cosas tan bienvenidas como la brisa fresca del aire acondicionado de un vehículo en medio del sofocante verano. Después de todo, sin estas comodidades modernas, nuestro viaje diario al trabajo sería mucho menos soportable, sin importar su duración. Esta noción, en sí misma, otorga mayor importancia al estado del sistema de aire acondicionado de nuestro vehículo en su conjunto.

Como bien saben la mayoría de los automovilistas, el sistema de aire acondicionado de un vehículo debe cargarse adecuadamente para lograr el mayor grado de eficiencia operativa. Por esta razón, es importante cargar periódicamente el sistema de aire acondicionado de un vehículo, especialmente si existe una fuga de cualquier gravedad dentro del sistema. La carga se puede realizar con kits de bricolaje o puede hacerlo un profesional.

¿Necesita ayuda con un problema de automóvil AHORA MISMO?

Haga clic aquí para chatear en línea con un mecánico verificado que responderá a sus preguntas.

Sin embargo, muchos a menudo se preguntan si el sistema de aire acondicionado de su vehículo está sobrecargado, especialmente si ellos mismos han completado el sistema. También es natural contemplar los resultados de tal sobrecarga, así como los síntomas que podría presentar una condición de este tipo.

Siga leyendo para obtener más información sobre los diversos síntomas asociados con un sistema de aire acondicionado sobrecargado, así como también sobre cómo solucionar este problema, en caso de que surja en el futuro.

¿Qué significa un aire acondicionado «sobrecargado»?

Todos los sistemas de aire acondicionado que se hayan ensamblado cuentan con una tasa de carga máxima, y ​​los que se encuentran en los vehículos actuales no son diferentes. Esta “carga máxima” detalla la capacidad total de refrigerante que puede aceptar un sistema en particular.

Con base en este conocimiento, la idea de la sobrecarga del sistema es bastante sencilla. Existe una condición de sobrecarga dentro de un sistema de A/C cada vez que se introduce una cantidad excesiva de refrigerante, lo que generalmente equivale a una carga total del sistema que excede la especificada por el fabricante del sistema.

Cada vez que un sistema de aire acondicionado se carga más allá de su capacidad, pueden surgir una serie de síntomas preocupantes, la mayoría de los cuales se detallan a continuación. Sin embargo, basta con decir que un sistema de aire acondicionado sobrecargado es en gran medida incapaz de operar con la máxima eficiencia, para desesperación de cualquier automovilista que dependa de su funcionalidad para su comodidad.

¿Cómo sucede?

La sobrecarga del sistema de aire acondicionado ocurre comúnmente cada vez que el propietario de un vehículo intenta cargar el sistema afectado por sí mismo, utilizando kits de recarga básicos que se pueden comprar en cualquier tienda de autopartes.

Al usar un kit de esta naturaleza, muchos se ven limitados en su capacidad para medir con precisión la cantidad de refrigerante que se está introduciendo. Además, algunos kits vienen con pocas instrucciones viables.

Además, la mayoría de los kits de carga de aire acondicionado de bricolaje solo vienen con un solo manómetro, destinado a mostrar lecturas dentro del circuito de baja presión de un sistema. En este caso, no se obtienen lecturas de alta presión, lo que limita la capacidad de observar completamente la respuesta de un sistema para cargar sus esfuerzos de carga.

La mayoría de las veces, un automovilista no se da cuenta de que ha sobrecargado el sistema de aire acondicionado de su vehículo hasta que nota un enfriamiento no deseado. Además, también pueden surgir una serie de síntomas adicionales, lo que lleva a uno a preguntarse si han sobrecargado o no el sistema en su conjunto.

Ver también: ¿El aire acondicionado del automóvil usa gas o electricidad?

Síntomas de aire acondicionado sobrecargado

La presencia de demasiado freón en el sistema de aire acondicionado de un vehículo suele ir acompañada de una serie de síntomas secundarios. Reconocer estos síntomas puede resultar valioso cuando se intenta remediar rápidamente la situación actual.

Los siguientes son varios de los síntomas más comunes asociados con la sobrecarga del sistema de aire acondicionado.

#1 – Descarga de aire tibio

perro en un auto caliente

Un sistema de aire acondicionado sobrecargado rara vez se enfría como debería, y a menudo descarga aire tibio de las rejillas de ventilación del sistema. Si ha llenado recientemente el refrigerante de su vehículo, pero no obtiene ningún alivio del calor, la sobrecarga de refrigerante podría ser la causa.

#2 – Ruidos extraños

Si acaba de revisar el aire acondicionado de su vehículo y ahora nota sonidos extraños debajo del capó del vehículo, podría ser una buena idea revisar la carga de refrigerante del sistema una vez más.

La sobrecarga del sistema puede hacer que un compresor de A/C tenga problemas, lo que a menudo provoca un gorgoteo audible o un silbido.

#3 – Presiones Irregulares

La sobrecarga de un sistema de aire acondicionado a menudo hace que las presiones del sistema del lado alto se disparen. El sobrecalentamiento del sistema también puede ocurrir como resultado, agregando más daño a la lesión e impidiendo que se logre cualquier nivel de enfriamiento.

#4 – Congelación de la Línea de Succión

La congelación de una línea de succión de sistemas de aire acondicionado puede ocurrir fácilmente a manos de una ligera sobrecarga. Esto ocurre principalmente cuando la carga de calor en el evaporador es mínima y se alcanzan las temperaturas del sistema de congelación.

Lea también: 8 razones por las que el embrague de su compresor de aire acondicionado no funciona

Qué hacer

problemas con el aire acondicionado del coche

En cualquier caso, el problema de la sobrecarga dentro del sistema de aire acondicionado de un vehículo debe atenderse de inmediato. La falta de respuesta por parte del propietario de un vehículo puede provocar rápidamente daños graves e irreversibles en los componentes. Esto, a su vez, puede requerir gastos adicionales por parte del automovilista, para restablecer la funcionalidad completa del sistema.

En resumen, uno debe purgar el sistema de aire acondicionado de su vehículo para lograr la tasa de carga deseada. Desafortunadamente, es casi seguro que esto requerirá un viaje al centro de servicio local, ya que la mayoría no tiene una máquina de recuperación de refrigerante disponible en casa.

La ventilación de refrigerante a la atmósfera es altamente ilegal, ya que la EPA reconoce al freón como un contaminante ambiental.

Si no está seguro de si el sistema de aire acondicionado de su vehículo se ha sobrecargado o no, se recomienda encarecidamente que vaya a su centro de servicio automotriz local. Es mucho mejor abordar el problema en cuestión de manera oportuna que sufrir una falla del sistema como resultado de la complacencia.

¿La sobrecarga puede dañar el compresor de aire acondicionado?

Sobrecargar el sistema de aire acondicionado de un vehículo puede resultar perjudicial, si no catastrófico, para el compresor del sistema. Esto se debe al hecho de que un compresor está sujeto a una carga sustancialmente mayor en tales condiciones, lo que provoca una fatiga severa.

Además, la sobrecarga extrema puede llevar al sumidero del compresor, lo que describe una condición en la que el refrigerante líquido ingresa por el lado de entrada de un compresor, a menudo con consecuencias devastadoras.

Los daños significativos en el compresor de aire acondicionado de un vehículo no solo requieren reemplazo, sino también una revisión completa del sistema. Esto se debe a la alta probabilidad de contaminación del sistema, ya que los desechos de un compresor averiado son forzados corriente abajo. En cualquier caso, los daños de este tipo son bastante costosos de reparar.

Calificar

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Seguro vehicular
Logo
Restablecer la contraseña