¿Se puede conducir un coche clásico en el invierno?

¿Se puede conducir un coche clásico en el invierno?

La propiedad de un automóvil clásico es algo que atrae a muchos.

De hecho, los autos clásicos son de lo que se trata este mismo sitio web. En Garage Dreams, nos encanta ayudar a los posibles propietarios de autos clásicos a encontrar y comprar los autos de sus sueños, así como ayudarlo a aprovechar al máximo la experiencia de tener un auto clásico.

En un artículo reciente, analizamos si puede o no conducir diariamente un automóvil clásico.

Ya sea que un clásico sea su única opción para ir de A a B (no se ría, esto me sucedió hace algunos años: mi automóvil se rompió y tomó más de tres meses encontrar un parabrisas trasero de reemplazo… y estaba muy agradecido por el FIAT de la década de 1970 que me prestó mi padre) o simplemente te apetece la idea de dar vueltas en un viejo clásico genial, hay muchas razones diferentes por las que podrías querer conducir un auto clásico como algo más que un juguete de fin de semana.

Pero, ¿puedes conducir un coche clásico en invierno?

Una cosa es tener el viento en tu cabello en un «clásico moderno» como un Miata temprano, pero ¿qué pasa en pleno invierno?

En esta edición de Car Facts, exploraremos más acerca de si puede o no conducir un automóvil clásico durante el invierno. También veremos algunas de las consideraciones y cosas en las que debe pensar con anticipación si planea conducir un clásico de invierno.

Nota IMPORTANTE

Cuando nos referimos a conducir su automóvil clásico durante el invierno, nos referimos principalmente a la «conducción diaria» regular en los meses de invierno.

Obviamente, no hay nada de malo en sacar tu clásico del garaje en una fresca y soleada mañana de invierno… pero ¿qué tal si conduces tu automóvil regularmente cuando el clima se pone desagradable?

Ese es el enfoque principal de este artículo: si puede o no conducir regularmente un automóvil clásico durante el invierno.

Nada le impide conducir su automóvil en el invierno

En un nivel fundamental, no hay nada que le impida conducir su coche clásico en invierno. De hecho, incluso si no planea hacer su clásico todos los días durante los meses de invierno, aún debe asegurarse de aprovechar las oportunidades cuando surjan en un día agradable para sacar su automóvil del garaje… dejar su automóvil encerrado en el almacenamiento durante meses no es bueno para su salud.

Siempre que su automóvil cumpla con todas las normas y reglamentos pertinentes de la jurisdicción en la que vive (por ejemplo, algunos lugares con fuertes nevadas requieren la instalación de neumáticos especiales de invierno), puede usar su automóvil clásico para conducir en invierno. deberes.

Muchos propietarios de automóviles clásicos disfrutan de usar sus autos durante todo el año, y no hay nada de malo en hacerlo.

Sin embargo, si desea conducir regularmente su automóvil clásico en invierno, debe considerar las desventajas/riesgos:

Desventajas de la conducción clásica de invierno

Si bien es cierto que puede conducir un automóvil clásico en el invierno, existen algunas desventajas y peligros potenciales a considerar:

  • Riesgo de daños/accidentes – En invierno, las condiciones de las carreteras suelen ser peores. La nieve, el hielo e incluso volúmenes más altos de lluvia/agua en las carreteras pueden generar condiciones más peligrosas. Este es un problema para ninguna coche, pero si está pensando en conducir regularmente su clásico en invierno, debe sopesar si el mayor riesgo de daño vale la pena para usted. Tal vez es solo donde vivimos, pero la gente maneja como completos idiotas cuando comienza a caer la más mínima lluvia. Puede mitigar parte de este riesgo conduciendo a la defensiva y siendo consciente de su entorno (porque el cielo solo conoce a la persona promedio que comparte el camino con usted no es consciente de lo que están haciendo), pero siempre habrá un mayor riesgo de dañar su automóvil o verse involucrado en un accidente en condiciones climáticas adversas.
  • Riesgo de oxidación y deterioro – Las condiciones climáticas invernales pueden aumentar el riesgo de oxidación en su automóvil clásico (los automóviles más antiguos casi siempre tienen peor oxidación que los vehículos más modernos), así como el deterioro general de la pintura y el acabado de su automóvil. Puede tomar medidas para reducir el riesgo aquí, como limpiar su automóvil con regularidad y a fondo para eliminar la sal y la suciedad de la carretera, así como sellar la parte inferior de su automóvil para minimizar el riesgo de oxidación. Sin embargo, las condiciones climáticas de invierno siempre van a ser más duras que las de verano.
  • Falta de comodidades – Súbase incluso al automóvil moderno más básico y disfrutará más de las comodidades para los desplazamientos invernales que la mayoría de los automóviles clásicos de antaño, tal vez con la excepción de los automóviles de lujo que fueron construidos principalmente para la comodidad y no para el rendimiento. Tener un automóvil deportivo liviano puede ser divertido en las condiciones adecuadas, pero francamente miserable cuando el clima es malo y estás mirando por la ventana al vecino de al lado que está calentito en su Toyota Camry con asientos con calefacción opcionales y un potente sistema de aire acondicionado. .
  • factor de disfrute – Tome un clásico moderno como el Miata. Una cosa es conducir por un camino sinuoso del cañón en una cálida tarde de verano, con el viento en el pelo. Haz eso y estarás de acuerdo en que es uno de los mejores sentimientos del mundo. Incluso un millón de dólares no podría compararse… tal vez. Tome ese mismo Miata (o cualquier clásico que le guste conducir) e imagínese atrapado en un tráfico de parachoques a parachoques, en una gélida mañana de invierno, con la lluvia y el aguanieve cayendo a cántaros. De repente, es posible que desee conducir un automóvil más práctico y moderno que esté diseñado para el trabajo pesado del viaje diario, en todas las condiciones climáticas. Si bien no hay duda de que puede ser divertido conducir un clásico en condiciones difíciles, no querrás estropear tu diversión y disfrute sometiéndote a conducir en condiciones miserables… si tienes otra opción.

Siempre que esté dispuesto a aceptar esos desafíos/compensaciones y vivir con ellos, entonces no hay nada que le impida conducir su automóvil clásico en el invierno. Sin embargo, realmente vale la pena pensar si conducir su clásico regularmente durante el invierno es lo correcto para sus circunstancias particulares.

Resumen: ¿Se puede conducir un coche clásico en invierno?

Sí, por supuesto que puede, siempre que el automóvil cumpla con toda la legislación pertinente en su área (esto no debería ser un problema para nada más que para los automóviles más antiguos).

Sin embargo, si desea conducir su clásico en el invierno de forma regular, querrá asegurarse de que:

  • Su automóvil está bien revisado y mantenido, con neumáticos apropiados. – especialmente si vive en un lugar con mucha nieve o hielo que requiere neumáticos de invierno específicos (aquí en Nueva Zelanda nunca tenemos tanta nieve o hielo, al menos no en la mayoría de las áreas, por lo que la gente usa los mismos neumáticos todo el año). Asegúrese de que sus llantas, suspensión, frenos y otros componentes relacionados con el manejo estén en buenas condiciones. También asegúrese de que su automóvil reciba el servicio adecuado y que no sufra ningún problema mecánico que pueda verse agravado por el clima frío, lo que resulta en una mayor probabilidad de averías u otros problemas.
  • Ha inspeccionado y comprobado la estanqueidad, especialmente si su automóvil clásico es un techo blando u otra forma de convertible. Un gran aguacero invernal no es el momento adecuado para descubrir que el techo gotea o que la ventana no cierra correctamente. Pruebe y verifique en condiciones secas o más suaves antes de que el clima se vuelva demasiado malo.
  • Ha tomado medidas para mitigar el riesgo de óxido., si vive en un país/área donde los automóviles son propensos a oxidarse. Esto puede incluir el uso de un sellador para debajo del automóvil o un producto de cera, como Waxoyl, así como una limpieza regular y exhaustiva de su automóvil de arriba a abajo, para eliminar la sal, la suciedad y la suciedad que podrían aumentar el riesgo de oxidación. formando También debe mantener el acabado de su pintura debidamente protegido usando una cera de alta calidad o un producto sellador de pintura; algo como Meguiar’s Ultimate Wax debería hacer un buen trabajo… pero incluso una botella barata de Turtle Wax es mejor que nada. Recuerde que la cera para automóviles en realidad no caduca, así que no tenga miedo de gastar en una cera decente que le durará varios años en condiciones invernales.
  • Realmente quieres o necesitas conducir tu clásico en invierno. Un consejo que siguió apareciendo al hacer la investigación para este artículo es que si no necesitar (o realmente quiere) conducir un automóvil clásico todos los días en el invierno, entonces podría ser mejor usar otra cosa. Incluso si ese algo más es un poco «batidor de invierno», siempre que sea seguro, hermético y tenga un calentador que funcione, puede conservar su clásico más fácilmente. Lógicamente, este enfoque tiene sentido. Los precios de los autos clásicos han estado subiendo, y probablemente puedas comprar un auto barato que se adapte mejor a los rigores de la conducción en invierno por menos del «valor reducido» que experimentarías si tu clásico se desgastara durante el invierno. Si sigues este camino, tampoco tendrás que preocuparte tanto por dañar tu clasico A pesar de lo divertidos que pueden ser los clásicos, sé por experiencia que soy el tipo de persona que estará mucho más relajado arrastrándose al trabajo bajo la lluvia y granizando en un Subaru Outback barato que en mi auto clásico de valor apreciado.
    • Aparte, muchos clásicos, particularmente los autos orientados al rendimiento, pueden ser un poco miserables para conducir regularmente en condiciones invernales en el sentido de que carecen de comodidades. Otro argumento para obtener un automóvil de invierno (o usar un automóvil más moderno que venga con características actualizadas) es que luego puede conducir algo que será más cómodo y agradable para su viaje de invierno o trabajo pesado.

Para resumir, siéntete libre de conducir tu auto clásico en el invierno si así lo deseas. Nadie te va a detener. Hay una pareja que vive en mi vecindario que conduce un MX-5 de generación NB durante todo el año. Y cuando digo conducirlo todo el año, quiero decir sin importar el clima… y el techo es siempre abajo. Si hace frío, usan gorros calientes. Si está lloviendo, usan impermeables.

Tienes que respetar la dedicación, pero también debes preguntarte si eso vale la pena para ti.

Si es así, tome precauciones sensatas y conduzca su automóvil clásico en el invierno a su gusto.

Por otro lado, podrías pensar que elegir un vehículo de invierno barato, o usar un automóvil más moderno, si hay uno disponible, es una mejor idea. No hay nada de malo en este enfoque de la conducción en invierno, y si su presupuesto y circunstancias lo permiten, entonces podría ser una mejor opción si desea mantener su clásico en las mejores condiciones posibles.

¿Qué opinas sobre la conducción clásica regular durante el invierno? Deje un comentario a continuación con su opinión… nos encantaría saber de usted. Todos los comentarios son bienvenidos.

Calificar

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Seguro vehicular
Logo
Restablecer la contraseña