5 causas de un volante que es difícil de girar

5 causas de un volante que es difícil de girar

Cada vehículo tiene un sistema de dirección que le da al conductor control sobre la dirección en la que está conduciendo. Si no tiene un sistema de dirección funcional, le creará todo tipo de problemas. Más importante aún, hará que su vehículo sea inseguro para usted y las demás personas en la carretera a su alrededor.

¿Está buscando un buen manual de reparación en línea? Haga clic aquí para las 5 mejores opciones.

Imagínese tener que dar una vuelta o intentar cambiar de carril y luego tener el volante con dificultad para girar de repente o incluso bloquearse. Esto puede provocar un accidente hasta el punto de que alguien pueda resultar herido o incluso muerto.

Relacionado: 9 causas de un volante que hace ruido al girar

El problema más común con el volante es que puede resultar difícil girar. Dado que la mayoría de los conductores hacen la mayor parte de sus giros a baja velocidad, es aquí cuando el volante rígido o apretado se notará más. Es un indicador claro de que tiene algún tipo de problema en algún lugar de su sistema de dirección asistida.

Hay muchos componentes que componen el sistema de dirección asistida. Aparte de la correa serpentina y la bomba, el sistema contiene líquido de dirección asistida hidráulica que trabaja junto al pistón para que pueda girar fácilmente el volante con poca resistencia.

Si hubiera un problema con cualquiera de estas áreas del sistema, entonces no obtendría la asistencia de la dirección asistida para facilitar el giro del volante.

Ver también: Las 5 causas principales de las sacudidas del volante

Causas comunes de un volante que es difícil de girar a bajas velocidades

Es importante comprender las principales causas de dificultad para girar el volante. A continuación, se muestran las 5 razones principales por las que es más difícil girar el volante. Querrá revisar esta lista y solucionar el problema lo antes posible.

# 1 – Líquido de dirección de baja potencia

Quizás la causa más común de rigidez en el volante al girar es cuando no tiene suficiente líquido de dirección asistida en el sistema. Por lo general, esto ocurre si el líquido se escapa del área de la manguera presurizada. A veces, la manguera se agrieta o simplemente se afloja, lo que hace que el líquido se escape.

Dado que este líquido es necesario para presurizar el sistema y lubricar la bomba, tendrá un volante que se vuelve más difícil de girar cuanto menos líquido de dirección asistida tenga en el sistema.

Es posible que el automóvil se pueda conducir, pero si no repara la fuga, eventualmente hará que la bomba de la dirección asistida falle, lo que puede ser un reemplazo costoso. Si una revisión rápida muestra que el líquido de la dirección asistida está lleno, siga leyendo.

# 2 – Cremallera de dirección defectuosa

fuga de cremallera de dirección

La cremallera de dirección está formada por piñón y cremallera. Una serie de juntas en U y ejes mantienen la cremallera de dirección unida al volante. La cremallera de dirección eventualmente se desgastará y dañará simplemente por conducir su vehículo a lo largo de los años.

Sabrá cuándo sucede esto si el volante solo está rígido o apretado después de haber encendido el vehículo. A medida que el motor continúa funcionando y se calienta, la cremallera de la dirección se calentará más, lo que hace que el lubricante funcione un poco mejor.

Por lo tanto, el volante puede volverse menos rígido a medida que el automóvil continúa funcionando. Pero aún así, deberá reemplazar la cremallera de dirección antes de que el problema se agrave.

Relacionado: 4 síntomas de una cremallera y piñón con fugas

# 3 – Cinturón serpentino roto

cinturón serpentino roto

Una de las causas más comunes de rigidez del volante es cuando la correa serpentina está dañada o agrietada. Este cinturón se usa constantemente cuando conduce el vehículo, por lo que con el tiempo, se desgasta con bastante rapidez.

Esto a su vez hará que se afloje, que es cuando comenzará la rigidez en el volante. Si no reemplaza el cinturón pronto, se romperá por completo y no podrá conducir su automóvil en absoluto. Es mejor reemplazar la correa antes de que esto suceda.

# 4 – Falla de la bomba de la dirección asistida

falla de la bomba de dirección asistida

La bomba del sistema de dirección asistida es lo que produce la cantidad de presión necesaria para permitirle girar suavemente el volante. Si esta bomba dejara de funcionar, sería mucho más difícil girar el volante, especialmente a bajas velocidades.

Normalmente, en estas situaciones, la bomba no evitará que el volante se mueva por completo. Aún podrá girarlo, pero requerirá mucha más fuerza de su parte. Cuanto más pesado sea el vehículo, más difícil será girar las ruedas.

Antes de un reemplazo costoso de la bomba de dirección asistida, asegúrese de que el conector de la bomba simplemente no se suelte ni se dañe.

# 5 – Líquido de dirección asistida viejo y espeso

líquido de dirección asistida viejo

Al igual que otros líquidos de su automóvil, el líquido de la dirección asistida puede volverse espeso con el tiempo. Si no cambia el líquido de la dirección asistida de acuerdo con lo que recomienda el fabricante de su automóvil, eventualmente se volverá demasiado espeso para lubricar el sistema.

Esto hará que la dirección esté apretada y sea más difícil girar a velocidades bajas. Si una revisión rápida de su líquido muestra que está oscuro y espeso, deberá lavar y cambiar el líquido de la dirección asistida lo antes posible.

Calificar

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Seguro vehicular
Logo
Restablecer la contraseña