5 síntomas de una polea de cigüeñal defectuosa (y costo de reemplazo)

5 síntomas de una polea de cigüeñal defectuosa (y costo de reemplazo)

Con tantas piezas en funcionamiento dentro y alrededor del motor, a veces puede ser difícil determinar qué pieza está fallando, ya que muchos síntomas están relacionados con múltiples componentes. Ese es el caso cuando tiene una polea de cigüeñal defectuosa o un equilibrador armónico de cigüeñal defectuoso.

Revisamos los signos de una polea de cigüeñal defectuosa, la ubicación, la función y el costo de reemplazo. Aquí hay una descripción general rápida de las señales que debe buscar:

Los síntomas más comunes de una polea de cigüeñal defectuosa son la vibración del motor y el ralentí irregular del motor. También puede resultar en un alternador dañado, una bomba de dirección asistida o una transmisión defectuosa si no tiene suerte.

Aquí hay una lista más detallada de los síntomas de una polea de cigüeñal defectuosa:

Síntomas del equilibrador de armónicos del cigüeñal defectuoso

1. Vibración del motor

El síntoma más prominente de que algo anda mal con la polea del cigüeñal es la vibración del motor. Esta será la primera señal que notará, siempre que esté prestando atención.

La polea del cigüeñal suele estar equipada con un equilibrador armónico. Este componente absorbe la vibración del motor, lo que le permite acelerar con suavidad. Sin embargo, cuando falla el equilibrador, las vibraciones ya no se absorben.

Este defecto provoca un temblor notable que empeora cuanto más rápido avanza.

2. Ralentí irregular del motor

Rpm de ralentí bajo

Mientras se sienta en su vehículo estacionado, se familiariza con el sonido del ralentí. Cuando algo parece estar mal, podría estar relacionado con la polea del cigüeñal.

Las RPM del motor irregulares son comunes con una polea de cigüeñal defectuosa porque el amortiguador se somete a más presión, especialmente cuando está en ralentí. Puede notar que las RPM del motor fluctúan por todas partes.

3. Alternador muerto

Luz del alternador de batería

Mientras el alternador carga la batería y hace funcionar los accesorios, la polea del cigüeñal es responsable de suministrar energía a este componente. Si la polea del cigüeñal falla, el alternador ya no gira y produce energía.

Notará señales que parecen que tiene una batería de automóvil agotada. Las luces pueden parpadear y no podrá encender el vehículo por mucho tiempo ya que la batería no se puede cargar.

RELACIONADO: 8 causas de la luz de la batería del automóvil encendida mientras se conduce

4. Fallo de la bomba de dirección asistida

Bomba de dirección asistida en la mesa

La bomba de dirección asistida del automóvil también se acciona mediante la polea del cigüeñal. Este componente vital bombea fluido hidráulico al sistema para que la dirección funcione como debería.

Cuando falla la dirección asistida, se requerirá mucho más esfuerzo para controlar su vehículo. Puede pensar que el sistema tiene poco líquido, pero una simple verificación mostrará que ese no es el caso.

5. Transmisión o piezas internas del motor dañadas

Engranajes de transmisión

Si permite que la vibración del motor se produzca a largo plazo, provocará daños internos en la transmisión o en el motor. Puede desgastar los cojinetes del cigüeñal si no tiene suerte, y la transmisión de su automóvil tiene muchas piezas que no están hechas para soportar ese tipo de vibración. Los engranajes, el eje de entrada y los cojinetes son susceptibles de sufrir daños.

Cuando la transmisión comienza a fallar, es posible que note problemas para hacer cambios, quejidos y fugas de líquido. Esto no es algo con lo que quiera lidiar simplemente porque tenía una polea de cigüeñal defectuosa.

Función de la polea del cigüeñal

Polea del cigüeñal

El motor del automóvil funciona con la potencia que le proporciona el combustible. Luego, esta energía se entrega a otros componentes mediante el uso de varios sistemas eléctricos y mecánicos. Uno de estos sistemas mecánicos es la polea del cigüeñal, que se encarga de la distribución de energía.

La polea del cigüeñal alimenta todos los componentes conectados al cigüeñal. Mientras que el cigüeñal accionará las ruedas del automóvil, la polea transmite potencia a otras partes, como el alternador y la bomba de dirección asistida.

La polea del cigüeñal incluye un amortiguador interno, responsable de disminuir las vibraciones que corren a lo largo de las correas de la polea. Si no se controlan, estas vibraciones pueden causar daños a los sistemas que están conectados.

Mientras que una correa de polea del cigüeñal rota o defectuosa es fácil de reemplazar, un amortiguador roto requiere un reemplazo de la polea del cigüeñal.

Entonces, ¿qué causa que una polea de cigüeñal se estropee? Aunque la pieza está diseñada para durar toda la vida útil de su motor, puede fallar fácilmente. La mayoría de los modelos tienen un anillo de aislamiento de goma que se rompe cuando se expone a altas temperaturas, lo que ocurre naturalmente debido al motor. Además, si hay una fuga de refrigerante o aceite en la polea, puede contaminarla y acelerar el deterioro.

Ubicación de la polea del cigüeñal

Ubicación de la polea del cigüeñal

La polea del cigüeñal, también conocida como equilibrador armónico, se encuentra en el extremo del cigüeñal. Es un dispositivo en forma de rueda con ranuras que se conectan directamente al cigüeñal.

Mientras que el cigüeñal es responsable de convertir el movimiento recto o lineal en los pistones, la polea del cigüeñal se conecta a varios otros componentes mediante el uso de correas accesorias.

Costo de reemplazo de la polea del cigüeñal

El costo de reemplazo de la polea del cigüeñal es de entre $ 350 y $ 400, según el modelo de automóvil y los costos de mano de obra. Podría gastar de $ 200 a $ 240 por una nueva polea de cigüeñal, más alrededor de $ 150 por mano de obra.

Si compra una polea de cigüeñal del mercado de accesorios, podría ahorrarse un poco de dinero. Además, los autos de lujo pueden costar un poco más en general.

Si desea reemplazar la polea del cigüeñal usted mismo, el trabajo no es tan complicado.

  1. Retire todas las correas de transmisión del motor.
  2. Quite el perno de la polea del cigüeñal. Necesitará un soporte de polea y una llave de impacto de alto torque.
  3. Retire la polea vieja.
  4. Instale la nueva polea del cigüeñal.
  5. Vuelva a colocar el perno y apriételo.
  6. Vuelva a instalar todas las correas de transmisión del motor.
Calificar

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Seguro vehicular
Logo
Restablecer la contraseña