Pedal de embrague rígido? (9 causas y cómo solucionarlo)

Si bien el automóvil con palanca de cambios no es tan popular en estos días, todavía hay personas que disfrutan de la emoción de conducir un vehículo de transmisión manual. Sin embargo, hay ocasiones en las que el pedal del embrague puede volverse rígido, lo que hace que el viaje sea menos divertido. ¿Qué es un pedal de embrague rígido y qué se puede hacer al respecto?

El embrague se encarga de unir las ruedas al motor. Cuando el motor crea energía de rotación, se transfiere a las ruedas para que se muevan con la ayuda del embrague. Si tiene problemas para empujar el embrague, la potencia no se transferirá correctamente. Echemos un vistazo a las razones más comunes:

Las causas más comunes de un pedal de embrague rígido son un eje transversal defectuoso, una bola de pivote defectuosa o un disco de embrague desgastado. Si tiene un embrague hidráulico, puede deberse a un mal cilindro del embrague maestro o esclavo. Si tiene un embrague no hidráulico, puede deberse a un cable de embrague desgastado.

Aquí hay información más detallada sobre las causas más comunes de un pedal de embrague rígido:

Causas del pedal de embrague rígido

1. Eje transversal defectuoso

Dentro de la transmisión, hay una palanca conocida como eje transversal. Su trabajo es transferir la presión que pones en el pedal del embrague y enviarla al cojinete de liberación del embrague. Esta acción desacopla el embrague.

Cuando el eje transversal falla, puede causar problemas para presionar el pedal. También puede obstaculizar el rendimiento de la transmisión en su conjunto.

2. Bola de pivote mala

La bola de pivote está hecha para crear un funcionamiento suave del pedal del embrague. Cuando pisa el pedal, la bola de pivote es lo que la mantiene en perfecto movimiento.

Con el tiempo, la bola de pivote puede dañarse o desgastarse. Cuando esto sucede, nota que necesita más fuerza para empujar el pedal más rígido.

3. El embrague necesita ajuste

Cuando el pedal del embrague se vuelve rígido, podría ser algo tan pequeño como un ajuste necesario. El embrague puede salirse fácilmente de las especificaciones, lo que lo hace sentir más rígido de lo normal.

En algunos casos, el embrague se desacopla total o parcialmente, incluso cuando el pedal está sentado en su punto superior. Verificar el ajuste es su primer paso antes de entrar en una solución de problemas más complicada. También debe ajustar el pedal cada vez que cambie el cilindro maestro del embrague o el embrague mismo. Sin embargo, este paso no ayuda mucho si tiene un sistema de embrague hidráulico.

4. El pedal está bloqueado

Uno pensaría que esto sería un problema obvio que se notaría de inmediato, pero ocurre con más frecuencia de lo que imagina. Las personas a menudo conducen con pequeños objetos rodando en el vehículo, sin darse cuenta de los peligros. Si alguno de estos objetos queda atrapado debajo de los pedales, podría causar problemas para empujar el embrague.

Esta es otra solución simple que debe verificarse antes de arrancar piezas. Desea mantener el área libre de escombros y elementos porque si algo se colocara debajo del pedal del freno, podría tener un efecto mucho más desastroso.

5. Cable de embrague gastado

A menos que tenga un sistema de embrague hidráulico, el cable del embrague del automóvil conecta el pedal al varillaje. Cuando pisa el pedal hacia abajo, el cable tira del enlace para desacoplar el embrague.

Debido a que el embrague está desacoplado, puede cambiar de marcha de manera segura. Sin embargo, cuando este cable de embrague se desgasta o se estira, tendrá que usar más fuerza para que funcione.

6. Enlace desgastado

El varillaje del embrague está hecho de componentes mecánicos e hidráulicos que permiten que el embrague funcione. El enlace también contiene varias varillas y brazos.

El varillaje se encarga de multiplicar la fuerza del pedal. Aporta la fuerza necesaria a la placa de presión. Sin el varillaje, necesitaría mucha más presión sobre el pedal para desacoplar el embrague.

7. Cilindro de embrague maestro o esclavo defectuoso

Cilindro maestro del embrague

El cilindro esclavo del embrague funciona en conjunto con el cilindro maestro del embrague para desenganchar el embrague cuando presiona el pedal. La presión se recibe del cilindro maestro que se extiende hasta el cilindro esclavo del embrague, que luego extiende una varilla para empujar hacia la palanca o la horquilla y desacoplar el embrague.

Cuando alguno de estos se estropea, es posible que note problemas para cambiar de marcha. Sin embargo, el primer signo de falla suele ser un pedal rígido.

RELACIONADO: 6 síntomas de un cilindro maestro de embrague defectuoso

8. Manguera hidráulica bloqueada o pellizcada

La manguera del embrague es un componente flexible que se encuentra en los sistemas hidráulicos. Esta manguera transporta la presión y el fluido cuando se presiona el pedal. Debido a que no es una línea dura, puede flexionarse en diferentes direcciones.

A veces, esta flexibilidad es su perdición, especialmente si se pellizca con otros componentes. También existe la posibilidad de que se bloquee. Ya sea que esté pellizcado o bloqueado, es posible que note un cambio en la sensación del pedal.

9. Plato de presión del embrague desgastado o defectuoso

Placa de presión del embrague

La placa del embrague trabaja con el disco del embrague y el volante para dirigir el acoplamiento y el desacoplamiento. Es necesario para cambiar de marcha con precisión y mantener la velocidad.

Sin embargo, la placa de presión soporta mucha fricción y presión a lo largo de los kilómetros. Con el tiempo, se desgasta, lo que puede provocar problemas para cambiar, una sensación de temblor y problemas con el pedal.

Cómo arreglar un pedal de embrague rígido

Como se muestra en algunas de las causas anteriores, hay algunas correcciones que no le costarán nada. El primer paso sería revisar debajo del pedal, asegurándose de que nada le impida empujarlo hacia abajo. Aparte de eso, también puede realizar algunos ajustes manuales, por lo que el pedal está funcionando dentro de las especificaciones. Estas son las dos soluciones más fáciles disponibles.

Reemplazar el eje transversal del embrague o la bola de pivote puede convertirse en un trabajo complicado. Ninguno de estos trabajos debe ser realizado por un aficionado, ya que hacerlo mal podría generar más problemas. Sin embargo, es posible que pueda reemplazar el cable del embrague o el varillaje por su cuenta con las herramientas adecuadas y algo de tiempo adicional.

El costo de reemplazar cualquier pieza del embrague dependerá del tipo de vehículo que conduzca. Dicho esto, puede esperar pagar entre $ 200 y $ 250 por el reemplazo del cable del embrague. Con este trabajo, los costos laborales son alrededor de $ 80 a $ 100, mientras que la pieza debería costarle alrededor de $ 120 a $ 150.

En muchos casos, la placa de presión o el eje transversal o la bola de pivote deben reemplazarse para arreglar el pedal del embrague rígido. Para reemplazarlos, a menudo es necesario quitar toda la caja de cambios para alcanzarlos. Esto a menudo resultará en costos de reparación de más de $ 2000. Algunos cilindros de embrague hidráulico esclavo también se encuentran dentro de la carcasa de la caja de cambios.

Tan pronto como comience a tener dificultades con el pedal del embrague, debe hacer que un mecánico calificado revise el vehículo. Después de todo, no querrá quedarse varado sin forma de cambiar de marcha de manera segura.

Calificar

Jack Tamiko

Jack Tamiko

Ingeniero Mecánico y apasionado de los autos. Todo lo que se, le debo a mi padre que me enseño en su pequeño taller mecánico. Comparto mi pasión a través de este blog. “Trato de vivir al limite, cada día”.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Seguro vehicular
Logo